¿Que haces? ¡Se lo voy a contar a tu padre!

No le vas a contar a mi padre una mierda, te pienso follar. El chico estaba tan caliente que no midió las consecuencias de lo que estaba haciendo. Fue a visitar a la mujer de su padre, es decir, a su madrastra. Pero no quería nada de ella, bueno, en realidad si que quería algo: su coño. Al poco de entrar la sujetó con fuerza y comenzó a desnudarla y a dejarla sin ropa. La madura no sabía muy bien que pretendía, pero en cuanto la tumbó en su mesa y empezó a meterle los dedos en el coño comenzó a darse cuenta de que se la iba a follar.

Aun así y a pesar de que todo aquello fue por sorpresa ella no podía evitar sentir placer al verse tan sometida a la voluntad de ese chico. El muchacho no tardó en sacarse la polla indicando que la iba a penetrar, todo ello mientras le tapaba la boca para evitar que hiciera demasiados ruidos.

Le introdujo dentro de su vagina su duro pene y ella por momentos puso sus ojos en blanco. Era obvio que no podía dar muestras de placer ya que se trataba de su hijastro, pero en realidad todo aquello había hecho que su coño estuviera empapado.

Tras follársela y correrse en su cara la volvió a coger del cuello para asegurarse de que no le contaría nada a su padre, ella le aseguró que eso sería su secreto.

Este vídeo porno es simplemente una fantasía de sumisión y dominación, ambas partes confirmaron su consentimiento.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS