Mi tía me ha robado mi virginidad

Así fue como mi tía me desvirgó, algo que en realidad no le costó mucho a la mujer. Y es que ya sabemos como son los chicos de 18 años, siempre pensando en meterla. Su tía sin embargo era una mujer madura y casada, pero su marido no es que le hiciera demasiado caso. Así que aquél día en su habitación, estando con su sobrino, comenzó a cambiarse. El muchacho no podía parar de mirarla especialmente su coño. Que fuera su tía no implicaba que no se sintiera atraído por ella, le ponía muy cachondo.

Como el jovencito estaba muy cortado y tímido fue la madura la que se levantó y fue a por él. Poco después los dos estaban desnudos en la cama. Mientras la madurita se abría de piernas el chico se la follaba torpemente hasta que al final acabó corriéndose dentro de ella. Fue toda una experiencia para este joven chico.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS