Me follé a la mujer de mi amigo sin que lo supiera

A día de hoy todavía no sabe que me follé a su esposa, tal vez al ver el vídeo se lleve una sorpresa. Siempre me había puesto cachondo, era la típica madurita con dos buenas tetas que todos los tíos miran cuando pasa por la calle. En cuanto comenzó a desnudarse y le vi esas dos tetorras me puse cachondísimo, llevaba tanto tiempo queriéndoselas ver que me tiré como loco a tocárselas. Ella se percató de que estaba muy caliente y no dejaba de sonreír. Mientras se desnudaba yo tocaba su culazo, me encantaba. Poco después la madurita estaba totalmente desnuda delante de mi, yo grababa con mi cámara ansioso por meterle la polla.

La zorra se tumbó en la cama y comenzó a tocarse el chocho para ponerme los dientes largos. Sin embargo antes de penetrarla me chupó la el rabo. Yo ya tenía mi pene bien erecto, pero a ella le encantaba sentirlo en su boca.

Al rato me la estaba follando. Mientras se la metía yo me acordaba de mi amigo y eso aun me ponía más caliente, especialmente cuando gemía al sentir mi rabo dentro de ella. Para acabar me corrí en su cara, como una puta. Sería la princesa de mi amigo, pero para mi solo era una zorra más.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS