Le metí la polla a mi hermana dormida

Mi hermana es una zorra, eso lo sabemos todos. Muchas veces se masturba en su habitación y ni tan siquiera cierra la puerta, creo que lo hace aposta para que la vea. Una noche la pillé masturbándose y ese día tuve claro que quería follar con ella. Tras quedarse dormida entré en su habitación y comencé a tocarla. La fui desnudando lentamente y por poco se despierta en alguna ocasión, pero fui muy cuidadoso. De repente se dio media vuelta en sueños y se colocó boca abajo, era la postura ideal para ponerme encima e intentar penetrarla.

Y así lo hice, me puse sobre ella y con mi polla bien dura entré dentro de su vagina. Mi rabo es grande, pero a pesar de ello se la metí entera. Sin embargo yo no sospechaba que ella ya estaba despierta y que se estaba dando cuenta de todo. De repente se levantó y me dijo que qué hacía follándomela dormida. Ella en realidad quería follar, pero quería llevar la iniciativa.

Me dejó alucinado, sabía que era una zorrita, pero no me imaginaba que fuera tan puta. Le pegué una de las mejores folladas de mi vida y acabé corriéndome en su boca mientras ella sonreía.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS