Deberías respetar a tu padre, abre las piernas

Son italianos, y ya sabemos lo importante que es el respeto hacia sus progenitores. Cuando el padre fue a buscarla a la calle la chica se llevó una buena bronca. Le dijo que fuera a su casa, que estaba castigada, y la chica se quedó resignada en el sofá. Pero tras otro breve discurso el hombre se sentó a su lado. Tal vez no tuviera intención de hacer nada con ella, pero si que es cierto que la tocó, la besó y poco a poco fue cada vez más lejos.

Finalmente consiguió que abriera las piernas, siempre por propia voluntad, y le enseñó sus braguitas. Debajo de ellas su coño estaba muy mojado, esos tocamientos habían hecho que también se calentase. Ella pensó que si tenía sexo con su padre tal vez le levantaría el castigo, así que se descubrió las tetas para enseñárselas. Tenía dos bonitos pechos y el hombre no dudó en comérselos.

Después le quitó las braguitas y descubrió su coñito, rosado, estrecho y muy mojado. No pudo resistirse a la tentación de comérselo y le hizo un cunilingus mientras la joven se quedaba quieta, desnuda y disfrutando de las sensaciones. Estaba claro que la cosa iba a acabar en penetración, se sacó la polla y se la metió en la boca a la chica, la cual le hizo una mamada sorprendentemente con buena técnica.

Más tarde comenzaron a follar. El coño de la jovencita estaba tan mojado que dejaba la polla de su padre totalmente lubricada con sus fluidos blanquecinos. Siguieron así hasta que el hombre no aguantó más y sacó la polla mientras su hija la agarraba moviéndosela. El tío no paraba de gritar mientras se corría, desde luego aquél día no lo olvidará ninguno de los dos.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS