Una hija siempre desea a su padre

Una jovencita siempre tiene como modelo de hombre perfecto a su padre. La chica es la típica jovencita que se pasa el día sin hacer nada. En el barrio tiene fama de guarra, pero para su padre sigue siendo su princesa. Eso si, aquél día pasó de princesa a puta en un rato. Y es que por algún motivo su hija había decidido intentar seducir al hombre de su vida: su padre. Se tumbó a su lado en el sofá, con sus pantalones cortos y su cara de mitad guarra mitad chica inocente.

Sin previo aviso empezó a besar al viejo, el cual le devolvió el beso. Una cosa es que fuera su hija, y otra que él no fuera un hombre. Y como ya sabemos los tíos somos fáciles de seducir, especialmente si delante tienes a una tía buena como la de este vídeo porno.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS