Papá, ¿me ves guapa así?

Su hija no solo era excesivamente presumida, sino que además tenía una malsana obsesión por su padre. En cuanto llamó a la puerta, en lugar de taparse como haría cualquier hija de 20 años, ella se quitó ropa para quedarse en bragas. El hombre entró, se pusieron a hablar y ella decidió probarse modelitos para que su padre opinara. En realidad lo que buscaba con ello era excitarle, algo que consiguió sin demasiados problemas.

En cuanto padre e hija se pusieron a follar ambos se preguntaron porqué habían esperando tanto para eso, ya que fue una de las mejores experiencias de sus vidas.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS