No se lo cuentes a mamá, por favor

Se masturbaba como una cerda en el sofá, pensaba que estaba sola en casa. Se tocaba el coño, se metía los dedos por el culo, los chupaba… todo era poco para aplacar el fuego de su chochito joven. Pero sin que ella lo supiera alguien la observaba. Su padrastro acababa de llegar a casa y, alarmado por los gemidos de esta zorrita, fue en silencio a ver que ocurría. La pilló completamente en acción, con coño mojado y bien abierto mientras se tocaba. Intentó ocultarse rápidamente, pero era muy tarde ya. Lo que no quería es que su madre se enterase de lo zorra que era, pero como condición tenía que comerse la polla de su padrastro y masturbarse delante de él.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS