Monitor se calienta en la clase de fitness

Ser monitor en un gimnasio tiene grandes ventajas, como por ejemplo tener acceso a muchas jovencitas bastante bien físicamente. Tocarlas es parte de su trabajo, debe corregir sus posiciones y movimientos. Pero claro, sacarle las tetas en mitad de clase tal vez fuera excederse. El tío estaba cachondo, y si tu novia va habitualmente a un gimnasio tal vez no sea precisamente para hacer deporte. O al menos no el deporte que tu te imaginas.

Dos de sus alumnas fueron las que se quedaron, el resto se fueron. Y con esas dos fue con las que tuvo sexo este vicioso montando un trío en la misma sala de fitness. Follar en el gimnasio tal vez sea el sueño de muchos, pero para este tío es una realidad bastante habitual.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS