Madura se vuelve loca con una polla

Ella es una de esas amas de casa maduras que se cuidan físicamente para poder follar con jovencitos. Y es que nada “llena” tanto a una mujer con su edad como un buen rabo, duro, venoso y joven. La señora comienza desnudándose y, en efecto, tiene un cuerpazo la zorra, con dos buenas tetas. Enseña sus pechos para que el chico disfrute viéndola y para que sepa lo que le espera. Ese día le apetece sexo oral y darle placer con sus tetazas. Va andando de rodillas como una gatita hasta su rabo y comienza a hacerle una mamada. Va alternando su boca con sus pechos, con la polla bien lubricada le hace varias pajas cubanas mientras se la sigue chupando.

Al final el tío se corre en la boca de la mujer y ella por supuesto se lo traga todo.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS