Madre cede a las exigencias de su hijo

Su hijo le aseguraba que tenía mucha calentura. En realidad tenía su polla dura como una piedra y quería descargar. Finalmente convenció a su madre para que le tocara con sus experimentadas manos y le hiciera una buena paja. La mujer no quería ni mirar, sabía que su hijo la necesitaba, pero al fin y al cabo estaba haciéndole un pajote. Pero poco a poco la mujer se fue calentando. Su hijo era un chico joven y atractivo, con una buena polla igual que tenía su padre.

Su hijo quería verle el coño, quería que se desnudara. Ella se sintió sexy, vio que aun era atractiva y le gustó la sensación. La polla del chico palpitaba cuando la madura la agarró con sus manos para metérsela en su coño mientras le advertía que solo sería por una vez.

Pero lo que ocurrió fue que ella se corrió, e inmediatamente su hijo hizo lo mismo vaciando todo su semen dentro de su madre. Sin duda ambos repetirán.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS