Luchador profesional obtiene su premio

Ser luchador profesional implica recibir alguna que otra paliza. Pero también ser objeto de deseo y follar más que el resto de los mortales. Cuando este hombre termina su combate, en los vestuarios le espera su recompensa. Una chica gordita con grandes tetas, tal y como él quería, a la cual se podrá follar y hacerle lo que quiera.

Le pega una buena follada, signo de descarga de testosterona acumulada por la pelea, la tía está encantada de que todo un semental se la esté follando… y más aun estando gorda, suele ser poco habitual.

Cuando el tío se corre parece una puta manguera, salen chorros disparados por doquier… mientras tanto la tía piensa que ojala esa leche hubiera acabado dentro de su coño.

22279 veces visto

Categorias: gordas

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS