La amiga de su hija estaba dormida en su camita

Fiesta de pijamas en su casa, ese fue el momento elegido por este maduro para acercarse a la habitación donde las chicas dormían. Ahí estaba su hija junto a dos amigas suyas, todas ellas muy buenas. El hombre no pudo evitar sentirse excitado ante tal escena, el único problema podría ser que su hija se despertase. Empezó a tocar a una de ellas, su chochito estaba cubierto de pelo. Seguro que no muchos chicos se lo habían visto. Con su verga dura comenzó a rozarse en ellas hasta que eligió a una en la que centrarse. Era una jovencita rubia con cara de guarra, seguro que si se despertaba pediría más.

Acercaba la polla a su boca hasta que se la metió, ella parecía no enterarse de nada, o tal vez si. Fue a más hasta que descubrió su coñito y empezó a follársela. Ella ya se había despertado pero le dijo que siguiera. En realidad no solo tenía cara de guarrilla, era más zorra aun de lo que parecía. Ambos follaron en la misma cama donde su hija y su otra amiga dormían, algo sin duda que no olvidará ninguno de los dos.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS