Follando con una madurita tetona demasiado viciosa

Invité a una compañera de trabajo a mi casa aprovechando que mi esposa estaba ausente, ambos sabíamos a lo que íbamos. Ella es la típica cuarentona caliente que siempre se está insinuando y bromeando respecto al sexo, pero ese día iba a darle duro a ver si respondía.

La zorra resultó ser mucho más viciosa de lo que jamás me habría imaginado, follar con esa mujer fue como follar con un volcán, estaba ardiendo, empapada y se volvía loca con mi polla dentro de ella.

Hasta se comía sus propias tetas mientras me la follaba, parece como si todo fuera poco para esa cerda tetona. Pero ante tal espectáculo sexual no pude contenerme y tuvo que sacarla para correrme, eso si, lo hice en sus dos tetazas.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS