En la clase de yoga a veces pasan estas cosas

Al profesor de yoga se le salió la polla de los pantalones, por lo visto no llevaba ropa interior y una gran erección hizo que su verga saliera libre. La jovencita que estaba más cerca de él no podía creérselo, ahí estaba ese tío bueno con toda su polla apuntando hacia ella, que grande la tenía.

Pero la jovencita no se asustó, se acercó a él y comenzó a comerle el rabo. Las otras chicas de la clase salieron de la sala y los dejaron a solas. Ese momento lo aprovecharon ambos para desnudarse completamente. Menudas tetas tenía la zorra, pero lo que de verdad quería era destrozar ese culito duro.

Se echaron al suelo y de primeras el profesor le metió la polla por el culo. Allí mismo en la sala del gimnasio le pegó una buena follada anal, de esas que toda jovencita espera y que todo hombre desea hacer.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS