Culona flexible disfruta de mi polla

Mi amigo y yo nos llevamos a esta chica a mi chalet. A las zorras les encantan los chalets, eso de poder follar al aire libre sin que nadie las vea las pone cachondas. Mientras mi amigo lo grababa todo yo me la follaba.

La zorra tenía unas tetas enormes, y un culazo que solo con verlo no podías dejar de pensar en romperlo. Cuando se puso sobre mi de espaldas y veía como me follaba con ese pedazo de culo sentía como mi semen se desplazaba a la punta de mi polla.

Pero lo que de verdad me puso muy caliente fue cuando se abrió de piernas y pude comprobar lo flexible que era esa putita, cada vez que le metía mi rabo ella se estremecía, con sus piernas abiertas en 180 grados.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS