Abre las piernas mamá, así no puedo follarte

Su madre no quería abrir las piernas, sabía que si lo hacía no habría marcha atrás. Pero su hijo subido encima de ella insistía con su polla buscando el agujero para meterse dentro de la madura. Ella intentaba apartarlo con sus manos, pero la cara de la mujer decía otra cosa. En realidad estaba muy cachonda, tener a su hijo de 18 años encima de ella en realidad la ponía caliente. Pero sabía que el incesto era algo que estaba mal y no podía permitirse follar con él por mucho que le apeteceria.

No obstante fue tal la insistencia del muchacho restregándole su polla dura que finalmente la mujer dejó un hueco, abrió ligeramente las piernas. Ese fue justo el momento en el que el chico finalmente consiguió introducirse dentro de su madre y comenzar a follársela. La madura no se equivocaba, sabía que si eso ocurría no habría marcha atrás. Por eso madre e hijo follaron hasta que el joven se corrió en la boca de su madre.

Mientras ella gemía y sollozaba diciendo que era su madre el chico excitado no paraba de darle una y otra vez. Al menos la respetó y no se corrió dentro de ella, siendo cuarentona aun habría posibilidades de dejarla preñada.

VÍDEOS PORNO RELACIONADOS